domingo, 23 de agosto de 2009

No quiero

No quiero vivir paranoica.
No quiero emigrar.
No quiero ceder al conformismo.
No quiero masticar lo mismo una y otra vez.
No quiero tener heridas que no cierren.
No quiero arrastrame.
No quiero amargarme.
No quiero ahorcar la esperanza.
No quiero candar nada y perder la llave.
No quiero distraerme y desafinar.
No quiero que el miedo me agobie.
No quiero malgastar mi tiempo.
No quiero gandulear.
No quiero luchar sin sentido.
No quiero despedirme de mi niñez.
No quiero envejecer sin madurar.
No quiero escapar de mí misma.
No quiero dormir sin despertar.
No quiero despertar sin poder soñar.
No quiero callar.
No quiero dejar de escuchar.
No quiero condenar sin saber ni pensar.
No quiero que mi optimismo se mengüe.
No quiero generalizar.
No quiero la anarquía.
No quiero tirar la toalla.
No quiero mendigar.
No quiero tener nada de que arrepentirme.
No quiero respirar smog.
No quiero huir.
No quiero desaparecer.
No quiero tener razón para extrañarte.
No quiero prometer sin poder cumplir.
No quiero complacer a quien no lo merezca.
No quiero jactarme.
No quiero caer en la estupidez.
No quiero parar de caminar.
No quiero probarlo todo.
No quiero herir a nadie.
No quiero apostarle al destino.
No quiero calcularlo todo.
No quiero vivir como digan.

2 comentarios:

Mi persona dijo...

A veces pienso que es mejor saber lo que no se quiere a lo que se quiere hacer jejeje...

E.Rigby dijo...

Jajajaja bueno... lo que puedo decir es que definitivamente es más fácil!